Para Todos

Domingos 08:30 a.m. - 11:00 a.m.

“Nicolás” la mascota peruana que viajó a Japón para salvar su corazón

19:47 h - Lun, 18 Mayo 2020

Conocimos al cardiólogo veterinario Juan Diego Asencios, quien nos contó la adorable historia de Nicolás, un aguerrido perrito de 12 años que luchó incansablemente por recuperar su salud, para estar al lado de la familia que tanto lo ama y que no escatimó esfuerzos por verlo feliz. 

Su historia comienza en el 2019, mencionó el especialista para Nacional, “Nicolás es internado de emergencia por presentar serias dificultades para respirar. Fue sometido a muchos exámenes, lamentablemente las malas noticias llegaron. Al perrito se le diagnosticó un problema cardíaco degenerativo en el tiempo, llamado enfermedad mixomatosa valvular mitral, una condición bastante frecuente en razas de talla pequeña”, siguió.  

“Estabilizarlo fue un reto ya que tenía los pulmones llenos de líquido y se ahogaba. Las áreas de medicina interna y cardiología controlaron la situación, pero su enfermedad era progresiva y podía perder la vida. Así que se decidió buscar una solución diferente”, recordó el cardiólogo Asencios, quien sabía perfectamente que el tiempo estaba en su contra y se requería actuar con rapidez para mantener a salvo a “Nico”.

El cardiólogo era consciente que con el pasar del tiempo el tratamiento farmacológico que se le administraba a la mascota no sería suficiente y otros órganos presentarían problemas, motivo por el cual se sumó al equipo de trabajo la Dra. Viviana Tateishi, quien desde el punto de vista de medicina interna asumió la responsabilidad de afrontar todas las complicaciones no cardiacas de Nicolas. 

Asimismo, mencionó que “Nico” tenía una insuficiencia mitral. Un problema cardiaco que tradicionalmente se maneja con medicinas, pero la única solución real era operar su corazón. Recordó entonces, que hasta ese momento, ningún paciente del Perú se había sometido a este procedimiento que se realizaba sólo en Japón.

“Nosotros hemos trabajado mucho para que Nicolás sea el primero, ya que existían muchos retos para hacer esto posible”, señaló.

Buscando recoger diversas opiniones y unir esfuerzos por el bienestar de Nicolás, el médico veterinario se puso en contacto con el cardiólogo argentino, Alejandro Graziano, con quien trabajó en equipo para velar por la salud del perrito hasta el tan esperado día de la cirugía.

“Nosotros a través del Grupo Vita (equipo de cardiólogos de Buenos Aires) colaboramos en la interpretación de los resultados obtenidos en cada estudio periódico realizado en Lima antes de la cirugía. Para diseñar en conjunto la mejor terapia que nos permitiera mantener estable a Nicolás hasta su cirugía”.

En diciembre del año pasado, este pequeño luchador junto a su médico y familia, voló más de 15 mil kilómetros, durante dos días para llegar a Japón, donde salvarían su corazón. 

El equipo  médico de la clínica cardiológica JASMINE en Tokio recibió a “Nicolás” y verificó su buen estado, hasta que finalmente llegó el día de la cirugía.

Su corazón es detenido y conectado a una máquina que oxigena y bombea su sangre artificialmente. Posteriormente, el doctor Masami Uechi, un referente mundial en cirugía cardiovascular veterinaria trabajó con precisión, reparando la válvula afectada del pequeño Nicolás. 

Contó el médico que la cirugía duró tres horas, tres horas interminables para su familia, pero con excelentes resultados: todo había salido bien y Nicolás se recuperaba en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI.) Día a día su condición fue mejorando y tras 20 días lejos de tierras peruanas, fue dado de alta para por fin regresar a casa: su adorada Lima.

Casos como el de “Nicolas” nos recuerdan cuanto amamos en Perú a nuestras mascotas y que, a pesar de nuestras dificultades, hacemos todo lo posible por mantenerlas sanas y felices a nuestro lado, finalizó. 

Peruano opina