Qué fue de tu vida

Domingos 6:00 p.m. - 7:00 p.m.

Humberto Pejovés: "Mucha alegría y lectura es el secreto de mi vida"

19:51 h - Mié, 25 Mar 2020

El andar musical de Humberto Pejovés fue corto, pero relevante. Comenzó a los 10 años en el Colegio Salesiano, donde fue tenor ligero del coro estudiantil, liderado por un sacerdote de origen alemán. Estos fueron algunos de los detalles que contó a Socorro Sampén en Nacional.

Uno de sus primeros grupos fue Los caballeros de la noche, trío que completaban Edgardo Flores y Lucho Ríos, junto a ellos grabó la primera versión del bolero “Osito de felpa”, escrito por el recordado compositor arequipeño Mario Cavagnaro Llerena.

“Vestíamos esmoquin y corbata de moño porque era la forma en la que se presentaban los conjuntos en aquella época. Tenían que tener un uniforme muy formal”, recordó Pejovés en Qué fue de tu vida sobre sus inicios como cantante de distintas agrupaciones.

Un detalle que pocos conocen fue que el histórico trío Los Panchos lo quiso incorporar como su primera voz, sobre este suceso el protagonista cuenta: “Yo nunca fui artista porque el artista es un ciudadano del mundo, va adonde lo llamen. Yo estaba enraizado a mi familia, a mis costumbres, a mi barrio. Entonces les dije que no podía aceptar la invitación”.

Su época de apogeo fue con el trío Los Chamas, liderado por los hermanos Rolando y Washington Gómez, con quienes interpretó “La flor de la canela”, mítico vals de Chabuca Granda. “Fue Alejandro Cortez, primera voz de Los Morochucos, quien acercó esta canción a Los Chamas, pero Chabuca siempre nos reconoció haber popularizados su tema”, cuenta.

Si bien como cantor tuvo mucho éxito, tenía decidido que su futuro estaba en el derecho, carrera para la que había estudiado. Su último grupo antes de dejar la música fue Los Troveros Criollos, integrado por Lucho Garland y Pepe Ladd, con quienes inmortalizó el vals “Rosa té”, ganador del Festival Cristal de la Canción Criolla en 1960.

Humberto Pejovés tiene 90 años que no se reflejan en su figura y lucidez, respecto a la receta para llegar a esta edad, dice: “He llevado una vida sosegada, con mucha alegría y la lectura que hace que las neuronas estén activas. Ése es el secreto de mi vida que todo el mundo lo sabe, pero pocos lo practican”.

Peruano opina