EntreLibros

Sábados 08:00 p.m. - 09:00 p.m.

Guillermo Giacosa: “La idea es ser naturales”

21:28 h - Mié, 18 Mar 2020

De los 80 años que acaba de cumplir, más de 30 los ha vivido en el Perú. Octogenario no es el término correcto para describirlo; pues, además de parecerle “horrible”, su espíritu es aún de un joven. Entrelibros tuvo la grata visita del querido argentino y gran comunicador, Guillermo Giacosa. Las risas y anécdotas asombrosas no faltaron con este gran conversador.

Su pasión por la literatura nació en su hogar, en el seno materno. Su madre, una profesora de literatura, dejaba libros desperdigados por toda la casa. Esos libros eran su conexión entre ellos. Años después, cuando ya tenía 16 años, descubre a Hermann Hesse en Siddhartha y, desde ahí, su vida cambió. “Deje un poco mi religiosidad folclórica y asumí una actitud totalmente distinta a la vida”, contó. Confiesa que lloró leyendo a Gabriel García Márquez, a quien considera un dios escribiendo. Y los autores peruanos no estuvieron lejos de su formación como lector empedernido.

“Me impresionó mucho de chico Ricardo Palma, que era lectura obligatoria en Argentina. Era un genio, tenía una fluidez y gran sentido del humor. Arguedas también era lectura obligatoria en Argentina. Mario Vargas Llosa no. (risas) La guerra del fin del mundo es de los que más me gustó, me pareció fascinante. Es un escritor fantástico. Pero como escritor”, expresó a César Bedón.

Pocas personas saben que Guillermo Giacosa conoció a Julio Ramón Ribeyro sin saber que era el gran novelista peruano. Coincidieron trabajando juntos en la Unesco, en un proyecto que buscaba abrir una ventana para que los pobladores de las zonas altoandinas del Perú se manifiesten. “Mi oficina en la Unesco estaba al costado de la Embajada del Perú ante la Unesco. El secretario era un flaco fumón. Fumaba, fumaba, fumaba. No tenía la menor idea que Julio Ramón Ribeyro era Julio Ramón Ribeyro. Era un tipo encantador, un placer conversar con él, era un tipo brillante”, comentó.

En estos últimos años se ha dedicado a investigar sobre la neurociencia, la misma que resulta fascinante por “penetrar en los misterios del cerebro y del sistema nervioso”. “Las neurociencias apuntan a no alimentar las emociones tóxicas. Cuando uno tiene emociones tóxicas, produce mucho cortisol y eso disminuye la capacidad del sistema inmunológico”, explicó.

Y estos conocimientos le han permitido desarrollarse con mayor plenitud en su pasión por comunicar. Estar bien con uno mismo, cultivar el espíritu, leer, son las claves que Guillermo Giacosa señala como importantes para crecer y encontrar la fluidez necesaria para cualquier actividad. “La idea es ser naturales. Ser tú, no hay que copiar. Hay que ser uno y hablar con naturalidad”, anotó.

/KAB/

Peruano opina