EntreLibros

Sábados 08:00 p.m. - 09:00 p.m.

Entrelibros recuerda algunas de sus mejores entrevistas del 2020

10:44 h - Vie, 8 Ene 2021

En su último programa del año 2020, "Entrelibros" nos permitió revivir algunas de las entrevistas realizadas y es por eso que recordamos pasajes de las conversaciones con el profesor Dany Benites desde Apurímac, la comunicadora y viajera Sonaly Tuesta y el cronista, periodista y ahora sobreviviente del covid, Eloy Jaúregui. Aquí algunas de las principales reflexiones del programa.

El profesor Dany Benites, desde Apurímac, contó sobre el proyecto " Silencio, Vilcabambinos leyendo" y de lo inspirador que resulta el mejoramiento de la persona a través de la lectura. Se trata de un proyecto educativo que consiste en leer para desarrollarse como personas y que ha cambiado la vida de muchos, instruyéndose con la familia.                                                 

"Antes de empezar con el proyecto solamente lo hacíamos en la institución educativa donde ejerzo como docente; posteriormente en el 2018 nos organizamos conformando la Red Educativa de Vilcabamba donde toda la población salía, los miércoles a la Plaza de Armas, a las ocho de la mañana. A ésa hora se cerraban las vías de tránsito y se paralizaban las actividades socio económicas. Allí, los estudiantes leían lo que previamente habían preparado con los docentes. Los transeúntes que recorrían la Plaza observando el desarrollo de las lecturas de niños, adolescentes y adultos del lugar, podían coger un libro, periódico ó revista de su interés de los quioscos previamente instalados en cada esquina de la Plaza de Armas de Vilcabamba", explicó.

El profesor Benitez agregó que un grupo de docentes repartía fichas de lectura a turistas y otros visitantes en el lugar. Actualmente los miércoles de lectura -por la pandemia- se realizan desde la casa. 

Por su parte, Sonaly Tuesta,  contó sobre su primer libro titulado "Costumbres, el verdadero espíritu de los peruanos" basado en sus crónicas de viaje a lo largo de veinte años en su programa televisivo.                                                                                                                                               
Tuesta quien escribe también poesía y crónica urbana, explicó que ella creció en un ambiente donde se hablaba y recitaba poesía ya que su padre era profesor y les enseñaba a sus hijos a ver su entorno de manera cálida, así, ellos iban creando "cosas" casi sin darse cuenta. Otro personaje que la apoyó en su formación fue la profesora de literatura, Vicky que hablaba muy bonito y, a través de los libros que leía, transportaba a sus alumnos a otros mundos. Desde allí, contó Sonaly, nace su pasión por escribir.                                                                                  
 
Nuestra invitada se refirió además, a los maestros que la guiaron en sus veinte años de viaje ayudándola a acercarse a todos los pueblos del Perú y sus habitantes. Cada uno contando anécdotas, historias, mitos. Los definió como guiadores, conocedores y sabedores del sitio que ella visitaba y cada cual tenía una monografía del lugar absolviendo todas sus consultas e inquietudes. "Ellos, son rescatadores de la idiosincracia y la cultura de un pueblo lo que los convierte en depositarios del saber", sentenció.                                                                             
 
Finalmente, la comunicadora Sonaly Tuesta también se refirió a las poblaciones de nuestro país como depositarias de las tradiciones y las costumbres que son ejes de desarrollo en el Perú, por ello pidió que se creen opciones para todos.
 
Otro espacio del programa fue dedicado a recordar la charla con uno de los grandes cronistas y periodistas del Perú, Eloy Jaúregui, quien superó un cuadro grave de covid, y que, como afirma él mismo, estuvo cerca a la muerte.
 
Narró que se contagió en circunstancias en las que preparaba varios reportajes investigando acerca de los estragos del virus, los que saldrán publicados próximamente en su nuevo libro. "Todo ha cambiado en mi vida desde mi encuentro con la muerte, me siento otra persona", remarcó en Nacional.
 
Describió su día a día con la enfermedad producida por el virus. Lo hizo, dijo, emulando al héroe nacional de la medicina peruana Daniel Alcides Carrión, quien se hizo inocular voluntariamente un brote de verruga peruana, para demostrar experimentalmente que era una dolencia transmisible anotando sus observaciones sobre la naturaleza y síntomas de esta enfermedad en su propio organismo, después de la inoculación.  Cabe resaltar que sus  apuntes permitieron hacer grandes avances en las investigaciones sobre la enfermedad.
 
Finalmente,  Jaúregui dijo que es una experiencia nueva narrar en sus escritos la evolución de su enfermedad, no como entrevistador sino como protagonista, como testigo privilegiado, espectador de esta atroz realidad en que nos encontramos hasta hoy.  Anunció que su libro titulará “Crónicas de la Peste”.

Peruano opina