El Informativo

Lunes a viernes 06:00 a.m. - 09:00 a.m. | 12:00 m. - 01:00 p.m.
07:00 p.m. - 09:00 p.m.
Sábados 06:00 a.m. - 08:00 a.m.

Martín Nizama: “Estamos ingresando a un estado de involución social”

12:20 h - Vie, 18 Sep 2020

El psiquiatra y exdirector del Instituto Nacional de Salud Mental Honorio Delgado-Hideyo Noguchi, Martín Nizama, explicó que los signos extremos de violencia, como la agresión a un sereno de Miraflores, el suicidio de un joven en el distrito de Los Olivos, demuestran que estamos ingresando a un estado de involución en nuestra sociedad.

Explicó que los ciudadanos están empezando una tendencia de sociopatía. “O sea, una degradación de los valores en la sociedad, en la familia y en el individuo. Estas expresiones de violencia se dan con características primitivas, donde quedan liberados los instintos, agresividad, impulsividad y deseos irreprimidos, que son desencadenados muchas veces por la falta de educación en los hogares”.

A través de El Informativo de Nacional, explicó que “este tipo de comportamiento es una manifestación de rasgos del primitivismo, ya no hay racionalidad, está aflorando el cerebro reptil, que nos hace actuar como cavernícolas”, aseveró.

Alertó que por el comportamiento se deduce que son personas que no tiene racionalidad, que se dejan llevar por los instintos, ocasionado muchas veces por la casi desaparición de la familia.

Fiestas Covid

Explicó que la sociedad se ha pervertido, ahora los jóvenes le dan más importancia a los bienes sensuales, “de ahí es que salen las fiestas covid, en las que los asistentes expresan que la vida no tiene valor, solo vale el placer, sin importarles el daño que causen, enfermedad o muerte”.

Ausencia de los padres

Para el doctor Nizama, la carencia del seno familiar se produce por la ausencia de los padres, quienes se han convertido en esclavos productivos. Esto quiere decir que el trabajo los absorbe tanto, o los esclaviza, hasta el punto que ya no les queda tiempo para ocuparse de las relaciones familiares.
Desaparición de la familia

La sociedad posmoderna ha desaparecido. Ahora la célula básica es el individuo, esto es individualismo al extremo, afirmó. 

“En el hogar ya no hay padres, o simplemente están ausentes, o son consentidores al extremo, por eso se ha debilitado tremendamente la formación del individuo con valores”, señaló.

/LD/

Peruano opina