Nacional

Nacional

Incendios forestales, causas, qué son, qué daños provocan y cuántos se han registrado en Perú

/Difusión/
16:43 h - Jue, 17 Nov 2022

Noviembre es un mes habitualmente apacible en la Sierra. Los pobladores esperan lluvias, pero no tan intensas como se presentan a partir de diciembre; sin embargo, este año el panorama es desolador. La ausencia de precipitaciones es alarmante y a este problema se suma otro también grave: los incendios forestales que no solo arrasan con los bosques y cultivos sino también causan la muerte de pobladores, 15 en lo que va del año, y cientos de animales.

En esta semana al menos siete regiones han reportado incendios forestales: Cusco, Ayacucho, Apurímac, Puno, Arequipa, Moquegua, Huancavelica y La Libertad se han declarado en alerta por el paso devastador del fuego. Los vientos avivan las llamas.

Pero, ¿Qué son los incendios forestales?, ¿Qué las causa?, ¿Cómo podemos evitarla? Según la definición del Instituto Nacional de Defensa Civil (Indeci) los incendios forestales constituyen una emergencia causada intencional, accidental o casualmente por el fuego que se presenta en áreas cubiertas de vegetación, como bosques, pastizales, malezas, matorrales, entre otros.

Según el Indeci, las prolongadas sequías acompañadas de altas temperaturas y con fuertes vientos, condicionan un alto grado de sequedad en la vegetación con consecuencias muy graves ante el inicio de un incendio forestal. Por lo general, esto sucede en temporada de ausencia de lluvias (entre abril y noviembre).

Otras causas que provocan la ocurrencia de incendios la quema de residuos agrícolas y pastos naturales, como parte de una mala práctica agrícola que cree en la incineración de la parcela para lograr la supuesta regeneración del terreno para la siguiente campaña de siembra. En menor magnitud ocurre por la irresponsable actitud de personas que realizan campamentos y encienden fogatas que no son debidamente apagadas. 

El humo generado por los incendios forestales puede desencadenar ataques de asma, dolores de cabeza, daños de diversa magnitud a las vías respiratorias, y hace que las personas sean más vulnerables a contagiarse de otras enfermedades como el coronavirus.

Del mismo modo, impacta sobre los ojos si estos están descubiertos, provocando irritación de la conjuntiva y del globo ocular, lo que dificulta la visión y, en casos severos puede desencadenar ceguera. 
La exposición directa al humo de los incendios forestales puede ocasionar el fallecimiento de personas por asfixia y quemaduras.

Los incendios forestales provocan también graves daños al medioambiente, como la destrucción del hábitat de las especies y, como consecuencia de ello, la pérdida de la biodiversidad. También incide en el aumento de las emisiones de dióxido de carbono (CO2) a la atmósfera con la contribución de gases de efecto invernadero. 

Asimismo, contamina las aguas de ríos, lagos y lagunas; incrementa el riesgo y de erosión y pérdida de terreno, sobre todo de uso agrícola, contribuyendo a la desertificación. 

Provocar incendios forestales y realizar quemas de los recursos forestales que forman parte del patrimonio natural del país son faltas muy graves, según la Ley N° 29763, Ley Forestal y de Fauna Silvestre y el Código Penal sanciona estas prácticas delictivas con pena privativa de la libertad de 4 a 6 años, mientras que la multa administrativa oscila entre 10 y 5,000 Unidades Impositivas Tributarias (UIT); es decir, entre 43,000 y 21 millones 500,000 soles en la actualidad.

/NBR/LD/

Peruano opina