Nacional

Nacional

Batalla de Arica: Resistencia y heroísmo por amor a la patria

15:09 h - Dom, 7 Jun 2020

Hoy se celebra en el Perú el Día de la Bandera en conmemoración a un acto de heroísmo que marcaría la historia del Perú y que nunca debe olvidarse. El 7 de junio de 1880, grandes héroes peruanos defendieron con su vida el Morro de Arica de los invasores chilenos, en la que hoy conocemos y recordamos como la Batalla de Arica.

Desde el magnánimo Bolognesi hasta un humilde soldado rojiblanco, todos juntos y en las mismas condiciones defendieron con gran arrojo y valentía el territorio hasta entonces peruano, aun sabiendo que no sobrevivirían al fin de esta cruenta batalla en medio de la Guerra del Pacífico.

Antes, el 26 de mayo, la derrota en la Batalla de Tacna -también llamada Batalla del Alto de la Alianza- dejó al Ejército Peruano debilitado en cuanto a hombres y armamento. El ejército boliviano había huido y el bando nacional esperaba la llegada de refuerzos para poder afrontar la respuesta a la invasión chilena. El comandante Francisco Bolognesi -quien pasados los 60 años se reintegró al cuerpo militar peruano para defender al Perú en la Guerra del Pacífico- estuvo al mando de ese batallón de valerosos soldados.

Las fuerzas chilenas superaban enormemente el número de hombres y contaban con mejores armas. Era inevitable la derrota. Sin embargo, aún sabiendo del sanguinario final que les tocaría vivir, el honorable comandante Bolognesi mandó reunir a los oficiales peruanos, y juntos, en un acto de amor a la patria, decidieron no rendirse y luchar hasta donde les diera las fuerzas.

El 5 de junio, a pedido del general chileno Baquedano, el mayor José de la Cruz Salvo se reunió con Francisco Bolognesi para solicitar la rendición peruana, alegando que así se evitaría un “derramamiento inútil de sangre”. La respuesta del comandante peruano fue definitiva y ejemplar: “Tengo deberes sagrados que cumplir, y los cumpliré hasta quemar el último cartucho”.

Dos días después, el 7 de junio de 1880, a las 5:30 de la mañana, empezó la batalla. Francisco Bolognesi, Alfonso Ugarte, Juan Guillermo Moore y 1800 héroes peruanos de igual valor se enfrentaron a 5000 soldados chilenos. La defensa nacional estaba organizada en tres frentes: el morro era defendido por Juan Guillermo Moore; la parte este estaba a cargo del teniente coronel Medardo Cornejo y hacia el norte el teniente coronel Juan Pablo Ayllón.

Solo una genial estrategia podría evitar la derrota, y esa la creó el ingeniero Teodoro Elmore, el cual consistía en minar el morro y así hacer caer al enemigo. Pero el plan no prosperó, y Elmore fue capturado por las fuerzas chilenas, mas nunca reveló aquella fallida estrategia peruana.

En esta sanguinaria batalla cayeron abatidos el comandante Francisco Bolognesi y Juan Guillermo Moore, “atravesados por el plomo de una fuerte descarga”, como lo describiría Roque Sáenz Peña, testigo presencial. También el teniente coronel Ramón Zavala y más de 1000 soldados peruanos.

Alfonso Ugarte fue otro de los mártires que cayó en combate. Una versión de la historia asegura que el coronel Alfonso Ugarte, al ver la inminente llegada enemiga, tomó la bandera y se lanzó del Morro con su caballo para evitar que esta sea tomada por los chilenos. Otras versiones, como la de Vicuña Mackenna, aseguran que fue abatido en batalla y arrojado al mar.

En memoria de esos más de 1000 peruanos que entregaron su vida por la patria peruana es que cada 7 de junio conmemoramos el Día de la Bandera, tomando este honorable ejemplo de lucha por defender nuestra nación y a todos los peruanos.

/KAB/

Peruano opina