Locales

Locales

Advierten que 4 de cada 10 jóvenes padecen de prostatitis crónica

8:42 h - Vie, 27 Nov 2020

En la actualidad, se tiene la idea de que los problemas a la próstata comienzan después de los 50 años, sin embargo, la prostatitis es cada vez más frecuente en jóvenes e incluso adolescentes, presentándose en cada 4 de 10 muchachos.

La prostatitis es un cuadro inflamatorio o infeccioso que afecta la glándula prostática, órgano que forma parte del sistema reproductor del masculino. En los jóvenes, uno de los principales factores de riesgo es el contacto sexual, sobre todo si se tiene muchas parejas sexuales o se practican relaciones sin protección.

Sobre este caso, el jefe del servicio de Urología del Hospital Guillermo Almenara, José Arias Delgado, señaló que la prostatitis crónica es una de las tres patologías que afecta a este órgano, teniendo al cáncer de próstata en primer lugar y a la hiperplasia prostática en segundo lugar; ambos padecimientos comunes en pacientes adultos mayores. La prostatitis crónica, es padecida por 4 de cada 10 varones jóvenes entre 20 a 50 años de edad que acuden a la consulta urológica.

El especialista comentó que algunos de los síntomas que acompañan la prostatitis crónica son el dolor pélvico, molestias en la zona perineal (dolor entre el ano y los testículos), dolor durante la eyaculación, dolor y ardor al orinar, micción muy frecuente, disminución de la intensidad del chorro, sangre en la orina y o coloración turbia, entre otros.

Según el especialista, si el paciente acude por primera vez a consulta, se le puede hacer un cultivo de secreción prostática o iniciar el tratamiento con medicación. Sin embargo, indicó que, si el paciente registra visitas anteriores al urólogo, es preferible realizar un cultivo acompañado de una ecografía para ver si hay orina residual, qué tanto crecimiento prostático tiene o si existe causa asociado a cálculos en la vejiga, exámenes con los cuales se podrá determinar con seguridad el caso de prostatitis crónica.

Arias Delgado señaló que, si se sospecha que el paciente presenta un cuadro infeccioso, el tratamiento se realizará con antibióticos que difundan bien a la glándula prostática, previa evaluación dada por el especialista, con una duración de un mes como mínimo, además de añadir al tratamiento la utilización de alfa bloqueadores que ayudan a una mejor respuesta al antibiótico. 

Como parte de las recomendaciones para aliviar las molestias ocasionada por este mal, el especialista indicó que los pacientes deberán tener hábitos cotidianos de higiene, tomar baños de asiento para aliviar el dolor, evitar el consumo excesivo de alcohol, cafeína, comidas altamente condimentadas y picantes, además, tomar abundante agua, lo que motivará al organismo a orinar con mayor frecuencia, ayudando en el proceso de recuperación.

/ES/NDP/

Peruano opina