Habla Perú Habla

¿Qué debemos hacer si somos testigos de un acto de acoso sexual?

La noticia recurrente en las páginas locales siempre es la violencia contra la mujer. La mayoría de ellas causada por un acoso sexual que no se atendió a tiempo. Habla Perú Habla conversó con una especialista en busca de soluciones en nuestras actitudes para resolver este problema social.

“Sí han mejorado las actitudes ante la violencia. Hay más personas que piensan que debe reducirse el acoso callejero y menos personas piensan que es culpa de las mujeres por vestirse provocativamente, aunque sigue siendo el 50 % las personas que piensan que la culpa es de la mujer. Pero ha bajado del 75 %. Todavía hace mucha falta reconocer el problema porque se ha normalizado muchísimo”, afirmó la coordinadora de comunicaciones de Paremos el Acoso Callejero, Pamela Vallejos.

Para atacar un problema tan arraigado, se debe partir por reconocer los errores que cometemos a diario y a los cuales no les prestamos atención. El machismo viene siendo arrastrado por generaciones y aún significa una piedra en el camino del desarrollo social. El acoso sexual parte de esta actitud que pone al varón por encima del género femenino.

“Los hombres mismos deben cuestionar su machismo y cuestionar esas actitudes que les hace pensar sobre mujeres extrañas en la calle. En el caso laboral, respetar a su compañera de trabajo y entender que en ningún ámbito se debe permitir acciones sin consentimiento de la otra persona”, recomendó en Nacional FM.

¿Qué hacer si somos testigos de un acto de acoso sexual?

Primero, debemos quitarnos de la mente que un acto así es responsabilidad de la víctima. Mucho menos hacer comentarios al respecto que pueden estar fuera de lugar. Según Pamela Vallejos, “el acoso sexual de los hombres hacia mujeres es constante. Ha ocurrido siempre, sin importar la ropa que la mujer se ponga”.

“Los testigos del acoso deben intentar hacer algo para confrontar al acosador”. Evitando causar más violencia, se debe intentar persuadir al agresor a dejar esa mala actitud que daña la convivencia entre las personas de ambos géneros.

Ayudar a la víctima a enfrentar ese momento incómodo.  “Una mujer puede responder como desea y de acuerdo a su seguridad. Puede ser que la violencia escale y no se sienta segura”. Por ello se debe preguntar cómo se encuentra.

Pueden ayudar tomando fotos. Muchas veces ayuda tener evidencia audiovisual, aunque no es esencial para denunciar”. Apoyar y motivar a la víctima a que denuncie el acoso sexual.

/KAB/

Peruano opina



Facebook