Regionales

Declaran a Caral como “Referente Cultural y Arquitectónico de la Comunidad Andina”

El Parlamento Andino aprobó, por unanimidad, el proyecto de “Resolución que declara a la civilización Caral y a su Ciudad Sagrada como uno de los Referentes Culturales y Arquitectónicos de la Comunidad Andina”, promovido por el parlamentario andino, Alan Fairlie Reinoso, durante la sesión Plenaria realizada el 29 de agosto de 2019, en la ciudad de Bogotá, Colombia. 

“La resolución reconoce el invaluable valor histórico y cultural de la civilización de Caral y su Ciudad Sagrada, declarándola como referente de la región andina. Asimismo, destaca la labor de las personas e instituciones que trabajan en la conservación, protección y salvaguarda de ese importante patrimonio arqueológico. Se me encargó hacer entrega oficial de la resolución a la doctora Ruth Shady, directora de la Zona Arqueológica Caral”, señaló el parlamentario Fairlie. 

En coordinación con la Zona Arqueológica Caral (ZAC), Unidad Ejecutora 003 del Ministerio de Cultura, previa a este nuevo reconocimiento, los parlamentarios andinos recibieron información completa sobre la Ciudad Sagrada de Caral, el centro urbano más destacado de la civilización Caral, ubicado en Perú, específicamente, en el distrito de Supe, provincia de Barranca, región Lima. 

Asimismo, se les entregó los resultados de las investigaciones que se realizan, desde hace 25 años, en torno a la civilización más antigua de América, formada en el área norcentral del Perú, durante el período Formativo Inicial (3000 – 1800 a.C.).

Según los estudios realizados, desde 1994, por la arqueóloga Ruth Shady y su equipo multidisciplinario, Caral fue la primera civilización peruana y americana, considerada como uno de los seis focos civilizatorios en el mundo, al lado de Mesopotamia, Egipto, China, India y Mesoamérica.

La Ciudad Sagrada de Caral es el testimonio más destacado de esta civilización. Es impresionante por el diseño y la complejidad de sus elementos arquitectónicos y espaciales, especialmente, sus monumentales edificios de plataformas y plazas circulares hundidas. Está conformada por una zona nuclear con 32 edificios públicos, varios conjuntos residenciales y dos zonas periféricas, ocupando un espacio aproximado de 66 hectáreas.

En la actualidad, el equipo de investigación de la ZAC, liderado por la doctora Ruth Shady, ha identificado 25 centros urbanos relacionados con la civilización Caral en el valle de Supe. La investigación, en 12 de ellos, ha proporcionado evidencias sobre su desarrollo en un ambiente de armonía con la naturaleza y con otras sociedades.

Los hallazgos prueban que establecieron vías de relación interregional y a larga distancia; en un marco de beneficio compartido y de respeto a las diferentes costumbres, ideologías e idiomas de las sociedades andinas.

La tradición cultural de la civilización Caral no desapareció al término de la ocupación de sus centros urbanos; por el contrario, vasta e influyente, perduró en el desarrollo de las sociedades andinas posteriores, hasta los Incas.

Entre sus logros más destacados se encuentran la producción de conocimientos en ciencia y tecnología, aplicados en ingeniería, agricultura, pesca, arte, entre otros. Por ejemplo, la singular manera de cómo aplicaron tecnologías sismorresistentes en sus edificaciones, construidas con piedra, tierra y materiales orgánicos, o la aplicación del efecto Venturi para acelerar la velocidad del viento en sus “altares de fuego”.

/PE/NDP/


Peruano opina



Facebook