Locales

SIS: 20 niños con sordera ahora pueden oír gracias a implante coclear

Desde hace un poco más de cuatro años, los niños de escasos recursos económicos que sufren de sordera en el Perú tienen la oportunidad de salir del silencio en que están confinados desde su nacimiento, gracias a que el SIS cubre financieramente implantes que les permiten oír y descubrir los sonidos del mundo que los rodea.

A la fecha son más de 20 niños de 3 a 5 años de edad, afiliados al SIS, los que desde el año 2015 han sido sometidos a cirugías de gran complejidad y alto costo para colocarles el dispositivo electrónico que les permitió escuchar por primera vez.

El implante coclear consiste en insertar un audífono que reemplaza la función de la cóclea (parte del oído interno), de modo que transforma las señales acústicas en eléctricas que estimulan el nervio auditivo. Estas señales son enviadas al cerebro que las reconoce como sonidos y se genera la sensación de oír.

ROMINA

Uno de estos exitosos casos es el de la pequeña Romina R.C., de apenas 4 años de edad, quien fue intervenida hace más de 12 meses. La niña vive con sus papás y un hermano mayor en su humilde vivienda en lo alto del cerro Centinela, en Villa María del Triunfo.

Su madre, Matilde Curi Valenzuela, recuerda con emoción el día de la activación del dispositivo “coclear”. “Primero se asustó. Su  reacción inmediata fue pegarse a mí y se puso a llorar. Poco a poco se fue acostumbrado a los sonidos y rápidamente se habituó al aparato. Después de la operación fue sometida a terapias de rehabilitación. Todo ha sido cubierto por el SIS. Toda la vida voy a vivir agradecida por lo que le han dado a mi hija. Nos ha devuelto la felicidad a la familia. Ella ha vuelto a renacer”, comentó.

Cobertura del SIS

La cobertura financiera del implante coclear es para asegurados SIS menores de edad que cuenten con un tamizaje de hipocausia (sordera o pérdida de la capacidad auditiva). No solo se financia la ejecución de la operación sino el diagnóstico, las pruebas previas, así como la rehabilitación posterior y el seguimiento post implante.

/NDP/ 


Peruano opina



Facebook