Política

Minjus: dispositivos electrónicos darán oportunidad de resocialización a internos

Por primera vez en el país, empezó hoy la colocación de grilletes electrónicos como plan piloto y medida alternativa a la prisión para favorecer la resocialización de internos no peligrosos, descongestionar las cárceles y disminuir costos penitenciarios.

La ministra de Justicia y Derechos Humanos, Marisol Pérez Tello,  participó en la colocación del primer grillete a una persona condenada por delito de estafa, quien desde ahora utilizará el dispositivo seguro y a prueba de ataques, en su vivienda y por decisión judicial.

“Los privados de libertad deben ser resocializados, es el deber del Estado. El propósito del gobierno es humanizar las cárceles y dignificar al interno, y los dispositivos electrónicos van a generar una esperanza para quienes quieran cambiar y no volver a delinquir”, señaló.

En los últimos cuatro años, la población penal aumentó de 45 mil a 83 mil internos, y frente a ello el Estado buscó concretar el uso de grilletes desde hace siete años.

En enero, el gobierno aprobó el Decreto Legislativo Nº 1322 que regula la Vigilancia Electrónica Personal para monitorear el tránsito de procesados y condenados en un radio definido.

Según la norma, se aplica a sentenciados con pena no mayor a 8 años, y no en delitos graves ni para reincidentes. La prioridad son los adultos mayores de 65 años, gestantes, enfermos graves, mujeres con hijos menores de 3 años y discapacitados permanentes.

El Décimo Juzgado Penal de Lima otorgó el beneficio a  Sara Patricia Salazar,  condenada a 4 años y 4 meses de prisión en el 2016 y quien desde hoy cumple arresto domiciliario.

El monitoreo del dispositivo se realizará vía un moderno software desde el Centro de Vigilancia Electrónica Personal en el centro de Lima, inaugurado hoy por la ministra Pérez Tello.

El dispositivo  funciona con sistema GPS y de radiofrecuencia, resiste ataques y lanza alertas leves, graves y muy graves cuando es violentado o se rompe el radio de desplazamiento. En estos casos, el juez ordena la detención del beneficiado en 48 horas.

Carlos Vásquez, jefe del INPE, informó que solo esta entidad posee las llaves del grillete y cada 30 días envía reportes al juez sobre su estado. El costo aproximado es de 25,8 soles diarios asumidos por el interno o por el Estado en casos sociales.

El piloto prevé colocar 35 artefactos en agosto y llegar a 5 mil en Lima y Callao.

/BT/NDP


Peruano opina



Facebook