Política

Kuczynski: “Lo que está en juego no es la vacancia, sino la democracia y la estabilidad de un país próspero”

El presidente  Pedro Pablo Kuczynski reafirmó hoy ante el Pleno del Congreso que jamás ha recibido un soborno, coima o prebenda que haya torcido su voluntad o comportamiento, y advirtió que lo que está en juego en el debate de la moción de vacancia es la estabilidad democrática y el futuro del país.

“Ni mi empresa, ni yo hemos contratado con el Estado. Todo en mi vida lo he logrado en base a mi esfuerzo y trabajo honesto. Hoy estoy aquí, frente a ustedes, para decirles mirándolos a los ojos, que no soy corrupto y que no he mentido”, expresó al ejercer su defensa ante la representación nacional.

El mandatario dijo que se presenta ante el Parlamento, y ante los más de 30 millones de peruanos, a quienes debe su elección, con la seguridad de su inocencia y con el objetivo de demostrarla, para responder a las “acusaciones infundadas” de las que ha sido víctima en los últimos días.

“Jamás he favorecido a ninguna empresa o persona durante mi gestión como ministro de Energía, Economía o primer ministro. Tampoco lo he hecho desde que soy presidente. Lo que aquí está en juego no es la vacancia de un presidente, sino la democracia, que tanto le costó al Perú recuperar, la estabilidad de un país próspero”, indicó.

Kuczynski aseguró que no ha tenido un vínculo profesional con Odebrecht, y ratificó que la relación que esta empresa tuvo con Westfield nunca se le fue comunicada.

“Durante los años que tuve el honor de ser ministro esta compañía fue gestionada y dirigida por el señor Gerardo Sepúlveda, tal como consta en diversas pruebas”, precisó.

Dijo, en ese sentido, que existen pruebas que demuestran que Sepúlveda era el gestor de la compañía, era quien administraba, firmaba los contratos y desarrollaba los servicios, y así lo reconoce la propia Odebrecht.

“Cuando decidí que el señor Sepúlveda gestionara la compañía, lo hice para evitar cualquier incompatibilidad. Además, le exigí que durante mi paso por la gestión pública, no hubiera comunicaciones referidas al negocio, es decir, que se creara entre él y yo una muralla infranqueable”, refirió.

El jefe de Estado sostuvo que precisamente ello no le permitió identificar la existencia de pagos de Odebrecht. Por ello, lamentó no haber advertido ese conflicto, pero subrayó que eso no lo convierte en un corrupto, ni en gestor de intereses, ni supone alguna infracción a la Constitución.

 

“Hay quienes pretenden convencerlos de una mentira que no existe. Tampoco existe un solo medio de prueba. El pedido de vacancia señala que esta supuesta mentira no requiere mayor corroboración. La estrategia es obvia”, indicó.

El presidente Kuczynski pidió a los congresistas que no se sumen a dicha estrategia, ni se dejen confundir, porque quienes lo acusan no aceptan que sus denuncias sean sometidas a corroboración, a un debate, ni menos a un proceso debido.

“No está en juego mi permanencia en el cargo, está en juego la estabilidad democrática, no apoyen una vacancia sin sustento, porque el pueblo no olvida ni perdona”, expresó.

El jefe de Estado concluyó la primera parte de su intervención ante el Pleno del Congreso cediendo el turno a su abogado, Alberto Borea.

/NDP/ 


Peruano opina



Facebook