Entretenimiento

MASCOTAS: Mitos sobre cada cuánto pueden bañar a su perro

Existen muchos mitos que solemos creer a ojos cerrados, algunos de ellos eran verdad hace 50 años, pero en la actualidad no existe una sola prueba que indique que bañar a los perros a menudo sea perjudicial para su salud si lo hacemos correctamente.

Atención a la siguiente lista:

1.- Si baño a mi perro pierde las grasas naturales de la piel

La verdad-mentira más extendida de todas. Por supuesto que tu perro pierde las grasas naturales al bañarlo, al igual que las perdemos nosotros, pero eso no hace que dejemos de ducharnos, por el contrario, cuidamos nuestra higiene diaria.

Hace muchos años no había cosmética animal especializada de buena calidad ni la información que existe ahora, por eso es entendible que en aquellos tiempos se asociase “baño a daño”, pero ahora contamos con infinidad de buenos productos para mascotas, esta excusa ya no es válida.

2.- Le hace mal al pH de la piel

Otro mito verdad-mentira. Aunque el pH es indispensable para la salud de la piel y es verdad que al bañar al perro el pH se altera, no significa que le haga daño. El pH suele volver a sus valores normales al cabo de unas horas de forma natural y de hecho el pH de la piel también se altera cada vez que el perro se moja, no solo cuando usamos champú.

3.- Le entra agua en los oídos y le dará otitis

Es muy difícil que entre agua en los oídos de los perros durante el baño, al menos que seamos descuidados. Además la poca agua que podría escurrir durante un baño normal saldrá en cuanto el perro sacuda la cabeza.

4.- Es malo porque permanecer húmedos es malo para ellos

Un mito completamente cierto. Independientemente de si es un baño o los llevamos a la playa o la piscina, el permanecer húmedos es malo para su salud.
Es muy importante que siempre los sequemos muy bien para evitar que la humedad pueda ocasionar problemas de hongos, malos olores o que con en su vejez, su mascota presente problemas de artrosis.

5.- Si huele a perfume los otros perros no lo aceptarán

Falso. Un perro debe oler a perro, no apestar a perro. Si bien es cierto que a los perros les gusta oler a perro, para ellos el olfato es algo muy serio, pero por muy a fresa que huela después del baño, los otros perros seguirán oliendo al perro debajo del perfume.

Nuestras mascotas tienen un olfato mucho más sensible que el nuestro, por lo que donde nosotros olemos a tarta, ellos huelen harina, huevo y leche.

6.- Se estresa, se pone muy nervioso, se esconde y muerde

Esto pasa por no enseñar a los animales desde pequeños o por hacerlo de malas maneras. Un perro al que se le ha enseñado desde pequeño y con refuerzos positivos, aprende a disfrutar del baño.
Si tu perro tiene pánico al baño, no es una razón para no bañarlo, es el momento en que te replantees el trabajar un poco más su confianza.

/PEBT/

Para comentar, ingresa a tu cuenta. Si no tienes una, regístrate.