Entretenimiento

MASCOTAS: 8 razones por las que los gatos atacan a sus dueños

Los gatos son animales muy peculiares, en un momento nos pueden amar y en otro odiarnos, poseen una personalidad bastante bipolar por decirlo de alguna manera por lo que no es raro escuchar de gatos que atacan a sus dueños.

La gran mayoría de los ataques tiene lugar cuando acariciamos a nuestro gato o cuando estamos jugando con él, sin embargo algunos dueños temen a los ataques del felino incluso cuando ven televisión o cuando duermen, este tipo de ataques y su gravedad varía mucho en cada caso.

Antes de llegar una apresurada conclusión y decir que el gato es agresivo por naturaleza, te dejamos algunas algunas razones de su conducta.

1.- Agresión por problemas médicos: Si notas un comportamiento agresivo repentino en tu gato, algo que debes hacer en primer lugar es llevarlo al veterinario, de esta manera podamos descartar cualquier problema de salud que pueda tener.

2.- Agresión por juegos: Los gatos son animales depredadores por naturaleza y es algo innato en ellos realizar conductas de juegos cuando son cachorros, de esta manera pueden entrenarse para la futura caza de presas reales.

3.- Agresión por miedo: Si el gato toma una posición agachada con las orejas hacia atrás y la cola curvada, es sinónimo de miedo, un minino asustado tiene tres opciones huir, inmovilizarse o atacar.

4.- Agresión territorial: Un gato puede atacar a una persona para defender una zona que considera de su propiedad, puede ver al humano como una amenaza al querer quitarle algo que le pertenece por naturaleza.

5.- Agresión por dominancia: Hay gatos que actúan con sus dueños como si estos fuesen otros mininos, e intenta dominarlos, para poder estar por encima de ellos en una posición jerárquica dentro del hogar.

6.- Agresión redirigida: Este fenómeno es muy peculiar ya que consiste en que un gato molesto o estresado por algún motivo no ataca a la persona o animal causante de su enfado, sino que por el contrario ataca a su dueño, este tipo de tensión puede ser acumulada por algún tiempo y suele atacar más tarde al descuido.

7.- Agresión por ya no querer ser acariciado: Un gato mientras es acariciado puede atacar por dos motivos, una de ellas es porque el gato no ha sido socializado de forma adecuada y no es capaz de distinguir las intenciones humanas tras las caricias. Y dos  es que simplemente no está acostumbrado a los mimos y caricias.

8.- Agresión maternal: Las gatas cuando se convierten en madres son sobreprotectoras, y si perciben una amenaza puede atacar a las personas o animales en las cuales suele confiar.

Recomendaciones

La paciencia es fundamental, trata de poner a tu gato en una situación de miedo o estrés que le provoque este tipo de reacción agresiva.

Utiliza un refuerzo positivo, como las caricias o un trocito de golosina para gatos, cada vez que este se porte bien. Recuerda que las mascotas son parte de nuestra familia, debemos cuidarlos y amarlos, respetarlos y sobre todo tenerlos bajo mucha responsabilidad, ya que dependen de nosotros para muchas cosas, la tenencia responsable es sumamente importante.

/BT/Fuente Facilisimo.com

Para comentar, ingresa a tu cuenta. Si no tienes una, regístrate.