Entretenimiento

Gustavo Cerati: doce canciones para recordarlo a un año de su muerte

Hoy se cumple un año de la muerte de Gustavo Cerati. El 04 de septiembre del 2,014, un paro cardiorespiratorio le puso punto final a la presencia física de uno de los músicos más extraordinarios de la Argentina, pero no a su música. No al luminoso universo que creó con Soda Stereo y en el que después se animó a navegar en solitario.

Aquí recordamos algunas canciones de Cerati.

1. «Cuando pase el temblor» (Nada personal / Soda Stereo / 1,985). Dentro de las posibles interpretaciones sobre el tema están el que refleja parte de lo que se vivió en México con el terremoto del año 1,985 o que describe “el temblor” que significaron las dictaduras en América Latina.

2. Dicen que a «Té para tres» (Canción Animal/ Soda Stereo / 1,990), Gustavo, la escribió para su padre y que recrea el momento en que tanto él como su madre, Lilian Clark, tienen que enfrentarse a la triste noticia de la enfermedad terminal de Juan José Cerati, quien había sido diagnosticado de un cáncer terminal que le quitaría la vida dos años después.

3. «Lisa» (Amor amarillo /1,993). Cerati estuvo casado con la chilena Cecilia Amenábar por más de una década -este disco es todo para ella- y fruto de ese amor nacieron Benito y Lisa. Si bien esta canción fue escrita algunos años antes de que naciera su hija y que cuenta la leyenda que está inspirada en las lisas (unos peces) que abundan en donde la familia veraneaba en Chile, curiosamente eligió ese nombre para llamar a su hija.

4. «Adiós» (Ahí vamos / 2,006). El 04 de septiembre del 2,014, Twitter se convirtió en el escenario en que los hijos de Gustavo Cerati se despedían -después de cuatro años de agonía- de su padre. Benito eligió una frase de esa canción (“Decir adiós es crecer”) para saludarlo y es justamente ese tema con el que comenzó a colaborar con su padre cuatro años antes de que sufriera el ACV.

5. «Crimen» (Ahí vamos / 2,006). Esta canción tiene varias interpretaciones pero es claramente un tema sobre el amor. Algunos dicen que está dedicada a Deborah del Corral, con quien tuvo una relación tormentosa, que además empezó complicada (ella había sido pareja de Charly Alberti). Según Lilian Clark -a pesar de que Gustavo lo negara-, «Crimen» es dedicada a Del Corral, quien luego de tres años de relación, en el 2,005, lo dejó, toda vez que él estaba perdidamente enamorado.

6. «En la ciudad de la furia». Escrita y compuesta por Gustavo Cerati, es uno de los temas más conocidos de Soda Stereo. Perteneció al álbum «Doble vida» que salió al mercado en 1,988.

Fue escogida por MTV y la revista Rolling Stone como la canción número 48 entre las 100 mejores canciones de rock argentino.

Una segunda versión grabada durante una sesión unplugged (desenchufados/acústicos) en MTV en 1,996, le valió a «En la Ciudad de la Furia» gran popularidad entre las nuevas generaciones. Esta versión tiene toques de blues y fue cantada por Cerati a dúo con la colombiana Andrea Echeverri, del grupo Aterciopelados.

La melodía inicial de la canción fue compuesta por Cerati cuando tenía 14 años de edad.

7. «Persiana Americana». Es parte del tercer disco de Soda Stereo, «Signos». Durante casi tres décadas ha sido uno de los himnos del rock en español, infaltable en todos los conciertos de Soda Stereo y de Gustavo Cerati.

Rolling Stone y MTV escogieron «Persiana Americana» en el número 31 del ranking de las mejores canciones en la historia del rock argentino.

Al igual que todas las canciones de «Signos», el sencillo no tuvo nunca un videoclip.

8. «De música ligera». Fue una canción escrita por Cerati, incluida dentro del disco de Soda Stereo «Canción animal» y lanzada en 1,990.

Cerati tituló la canción a partir de una colección de discos de sus padres llamada "Clásicos ligeros de todos los tiempos".

Soda Stereo cantó esta canción en su último concierto antes de separarse, tras 15 años juntos. Al finalizar el tema, Cerati agradeció a los fans, a los músicos y a todos los involucrados en el crecimiento de la banda, con la emblemática frase: "Gracias... totales".

9. «Prófugos». Incluida en «Signos», se lanzó como sencillo en 1,987, fue compuesta por Cerati con el baterista de Soda Stereo, Charly Alberti.

Fue interpretada en el Festival de Viña del Mar que catapultó su popularidad en todo el continente.

Mona Loinaz, lectora de BBC Mundo, comentó en Facebook: "Yo disfruté muchísimo un largo viaje a Bariloche con amigas, en verano, escuchando TODO el viaje el casete (sí, soy vieja) del disco Signos".

10. «Trátame Suavemente». Escrita por Daniel Melero, es la única canción de Soda Stereo que no fue compuesta por ningún integrante de la banda. Fue la primera balada de los argentinos que salió al mercado.

También fue incluida por Melero en el disco «Silencio» de su banda «Los Encargados».

11. «Nada Personal». Nada Personal es la canción que le da el nombre al álbum que lanzó Soda Stereo en 1,985. Fue grabada en California, Estados Unidos.

En Argentina vendió cerca de 120,000 copias, consiguiendo una gran aprobación entre los críticos, escogida en el número 74 del ranking del rock argentino.

12. «Signos». Escogida como título y primer sencillo del LP que salió al mercado en 1,987. Llegó a la radio un año antes y cuenta la historia de un hombre enamorado de una sirena. Durante la canción aparecen signos para encontrarla.


/M.R.M./


Tags Relacionados:

Peruano opina



Facebook