Economía

MEF publica el Marco Macroeconómico Multianual 2017 – 2019

El Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) publicó el Marco Macroeconómico Multianual 2017 – 2019, que establece el diseño de política económica y las proyecciones macroeconómicas para los próximos tres años, asegurando un crecimiento económico sostenido y una política fiscal responsable.  

En el 2016 la economía consolidará el proceso de recuperación iniciado durante el 2015 y crecerá 3,8 %, dentro de un rango de [3,5 % - 4,0 %], en un entorno macroeconómico caracterizado por:

(i) un entorno internacional desfavorable con caída de precios de exportación y lento crecimiento de nuestros socios comerciales; (ii) la entrada de nuevos proyectos mineros; (iii) una política fiscal moderadamente expansiva, liderada por la inversión pública; y (iv) un incremento gradual de la tasa de interés de referencia del BCRP como respuesta a presiones depreciatorias que impulsan al alza la inflación y las expectativas inflacionarias.

El contexto de aceleración económica continuará en los siguientes años. Así, en el 2017, la economía crecerá 4,6%, lo que permitirá que la producción nacional alcance su nivel potencial; en los siguientes años, la economía peruana convergerá a su ritmo potencial de mediano plazo, 4,0%.

Un factor que caracterizará a estos años es que la demanda interna privada crecerá al doble del ritmo de crecimiento del 2016, junto a una importante recuperación de la inversión privada, como reflejo de la puesta en ejecución de importantes proyectos de infraestructura y la mejora, que ya ha empezado a registrarse, de las expectativas de los agentes económicos post periodo electoral. Incluso, cabe señalar que éste último factor plantea riesgos al alza para la proyección de crecimiento del MMM. 

A nivel regional, es importante resaltar que la economía peruana no solo será una de las que más crezca en el 2016, sino la que más se acelere respecto del 2015, tal como lo señaló recientemente el FMI. Esta situación de liderazgo se mantendrá, asimismo, en los siguientes años. Hay tres factores que explican el desempeño sobresaliente de la economía peruana por encima de los pares regionales.

En primer lugar, la alta competitividad de la economía peruana en el sector minero permitirá incrementar la oferta minera, principalmente de cobre, en un contexto de precios bajos. En segundo lugar, el espacio fiscal acumulado en los últimos años permitirá implementar una política fiscal moderadamente expansiva en el 2016 a diferencia de otros países de la región que, incluso, iniciaron procesos de retiro de sus impulsos fiscales desde el año pasado. Y, en tercer lugar, el repunte de los indicadores de confianza de empresarios y consumidores.

En este contexto de aceleración económica por factores internos pero con múltiples riesgos desde el frente externo, el diseño de política fiscal tendrá dos objetivos: (i) contribuir con la recuperación económica iniciada en el 2015, principalmente a través de la inversión pública; y, (ii) mantener un manejo fiscal responsable que asegure la sostenibilidad de las finanzas públicas y preserve la buena calificación crediticia que ostenta el país.

Por tanto, a partir del 2017, en un contexto de recuperación liderada por la demanda interna privada, se iniciará un proceso gradual de consolidación fiscal, acorde con lo aprobado en la Ley N° 30420, que establece una reducción de 0,5% del PBI potencial por año del déficit estructural del Sector Público No Financiero.

Esta gradual consolidación fiscal permitirá que el déficit fiscal observado se reduzca desde 2,5% del PBI en el 2016 hacia 1,2% del PBI en el 2019, estabilizando así la deuda pública en 25,4% del PBI, por debajo de otras economías emergentes con similar o mayor calificación crediticia.

El proceso de consolidación fiscal no afectará la expansión de la inversión pública, que se incrementará de 5,2% del PBI en el 2016 a 5,4% en el 2019, por encima de países como Chile, Colombia, Brasil y Uruguay. Esto será reflejo de la recuperación de la inversión pública regional y local, así como de la puesta en ejecución de mega proyectos de infraestructura adjudicados bajo la modalidad de Asociaciones Público-Privadas (APP).

Respecto a este último punto, se espera que la inversión en el 2016 bajo la modalidad de APP más que se duplique respecto de lo ejecutado en el 2015. En el periodo 2017-2019 se proyectan pagos anuales de aproximadamente S/ 9 mil millones (1,2% del PBI), aprovechando las ganancias en economías de escala, eficiencia y eficacia que presenta esta modalidad de inversión

Finalmente, el documento concluye que para sostener un crecimiento económico en el mediano plazo mayor al 4,0%, potencial de crecimiento actual, es imprescindible continuar las reformas estructurales ya iniciadas en esta administración: capital humano (educación, salud y servicio civil), infraestructura, diversificación productiva, simplificación administrativa e inclusión social.

Asimismo, dichas reformas deben ser complementadas con nuevas reformas como la laboral o el proceso de descentralización, entre otras. Financiar dichas reformas, que conllevan costos permanentes o multianuales, a través de un mayor déficit fiscal (permanente) o incremento del endeudamiento público pondría en riesgo la sostenibilidad fiscal. Por el contrario, existen otros mecanismos que permitirían financiar estas medidas como: (i) una mayor generación de ingresos fiscales permanentes; y, (ii) una búsqueda de mayor eficiencia y priorización del gasto público, bajo un enfoque multianual.

/MRM/NDP/


Tags Relacionados:

Peruano opina



Facebook