Cultural

UNESCO: Fiesta de la Candelaria, Patrimonio Inmaterial de la Humanidad

La Festividad de la Virgen de la Candelaria fue declarada como Patrimonio Cultural de la Humanidad por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) este 27 de noviembre en Paris, Francia.

Esta Festividad de la Virgen de la Candelaria se celebra cada mes de febrero en la ciudad de Puno, incluyendo actividades de carácter religioso, festivo y cultural, que dan cuenta de las tradiciones católicas y de los elementos simbólicos de la cosmovisión andina.

Esta fiesta se remonta a los tiempos del Virreinato y constituye una expresión del enorme fervor religioso del pueblo puneño, que se caracteriza por sus múltiples manifestaciones culturales vivas.

Esta celebración representa la convivencia armoniosa y la unión de las tradiciones quechua y aymara en Puno.

Cabe destacar que esta declaratoria se pudo alcanzar gracias a la iniciativa del Gobierno Regional de Puno, la Municipalidad Provincial de Puno, la Dirección Regional de Comercio Exterior y Turismo de Puno, la Prefectura Regional de Puno, la Diócesis de Puno, la Federación Regional de Folklore y Cultura de Puno, la Federación de Bordadores y Artistas diseñadores de Mascaras de la Región de Puno, la Federación Regional de Bandas Musicales de Puno.

Asimismo, el Instituto Americano de Arte de Puno, la Universidad Nacional del Altiplano de Puno y la Asociación de Antropólogos de Puno, la Dirección Desconcentrada de Puno y el Ministerio de Cultura que acompañó todo este proceso.

Su inscripción en la Lista Representativa contribuirá a la toma de conciencia respecto a la habilidad que tiene el patrimonio cultural inmaterial de crear espacios de intercambio y cohesión social; así como de celebración de la diversidad de creencias religiosas y expresiones culturales, como testimonio de respeto y diálogo entre comunidades.

Además, este proceso representa un ejemplo positivo de salvaguardia de una expresión de patrimonio inmaterial gracias a la participación y al consenso de la población por mantener viva esta celebración multitudinaria que enorgullece al pueblo puneño.

El reconocimiento también permitirá establecer un comité de salvaguardia que beneficiará la investigación académica, recopilación y preservación de manifestaciones culturales que a nivel nacional son poco conocidas por la ciudadanía.

/MRM/


Peruano opina



Facebook