Cultural

Mincul: Semana Santa de Catacaos representa el sincretismo entre la devoción católica y la herencia prehispánica

La Semana Santa de Catacaos fue declarada Patrimonio Cultural de la Nación. El fervor religioso con el relato histórico y la reivindicación étnica que se sincretizan en esta festividad fueron destacados por el Ministerio de Cultura.

Para alegría del pueblo piurano, esta tradición religiosa pasa a ser reconocida por el Estado. En estos días de fiesta, los cataquenses manifiestan la riqueza de su cultura, que es la condensación de la herencia prehispánica y la devoción católica. Población orgullosa de su ascendencia tallana.

Con el Viernes de Dolores se inicia la Semana Santa de Catacaos. La Cofradía de Devoción de la Virgen Dolorosa de la Soledad se reúne en casa de su procurador, para luego dirigirse al Templo San Juan Bautista, acompañados por una banda de músicos, y celebrar la misa en honor a la imagen de María Dolorosa de la Soledad, que ha sido vestida de luto, adornada con joyas de oro y plata, y colocada sobre su anda.

El Jueves Santo, se realiza la escenificación de la última cena con estatuas de tamaño natural que representan a los 12 discípulos. Todos son ubicados alrededor de una mesa con comida y frutas. Culmina con el tradicional lavado de pies.

Al siguiente día, Viernes Santo, todos los feligreses disfrutan del tradicional plato de malarrabia (consistente en arroz, pescado y plátano con queso), invitado por la depositaria del año.

Mientras que el Domingo de Resurrección, se finaliza la semana con el encuentro entre las imágenes que salieron en procesión con el Cristo resucitado. La plaza de Armas de Catacaos es el escenario de la escenificación y de la fiesta colectiva, la cual se acompaña de bombardas. 

/KAB/


Tags Relacionados:

Peruano opina



Facebook